Alma


Cultura general
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Publicar nuevo tema   Responder al temaComparte | 
 

 Hiperbórea. Es el origen de la humanidad?

Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 01/12/2015

MensajeTema: Hiperbórea. Es el origen de la humanidad?   Lun Dic 14, 2015 4:58 am

LA ANTIGUA THULE DE LOS ORÍGENES


Los mitos de la antigüedad guardan memoria de una antigua tierra mágica que explica el origen de la humanidad y de la antigua civilización de la Hiperbórea legendaria, Patria original de los arios.
En el Tíbet, antes de ser invadido y destruido por el marxismo, en los templos eran guardados con celo viejos manuscritos que se referían a ese pasado hoy acallado por quienes dominan el mundo.
Los arios hindos nos dicen que el continente Ártico, hace milenios, era un lugar de clima templado y con una naturaleza generosa.

Hiperbórea, tierra mágica liberada del tiempo del mundo, fue creada por una raza superior: los hiperbóreos. Su civilización participaba del conocimiento trascendente o espiritual y estaba formada por seres venidos de las estrellas de sangre pura, además de por semidivinos y por arios. Estos últimos se llamaban también “ariyas”, de donde proviene la palabra “ario”, que viene a decir “nacido dos veces” o “iluminado”.
El origen de Hiperbórea se halla en los límites del tiempo, cuando en el cielo hubo una confrontación entre Jehová, dios del mundo material, y las huestes espirituales de Lucifer.




En esta contienda cósmica se produjo la “traición de los Traidores Blancos”. Mediante esta estrategia, encadenando la consciencia divina en el mundo, Jehová trata de dar entidad a su mundo ilusorio. Jehová necesita del elemento divino pero sometido a su designio.
En consecuencia, a raíz de esta situación, el espíritu quedó encadenado en la materia y el alma del mundo, dando lugar a una estirpe de semidivinos. Esta estirpe se hallará desde entonces entre dos mundos y en medio de una terrible confrontación cósmica. Tratando de ayudar a sus hijos semidivinos, los Dioses Blancos crean Hiperbórea, un territorio libre del mundo desde el que luchan para rescatar a los suyos de la cárcel de la materia.
Hiperbórea estaba situada más allá del océano boreal y aislada del mundo, según una versión del mito, por una muralla de constitución vítrea. En otras versiones la muralla mágica era de piedra, al estilo de las construcciones ciclópeas del mundo antiguo. Gracias a esta separación, la pureza racial no estaba amenazada y podían vivir en armonía. Cuando los dioses hiperbóreos hubieron de partir para retornar más allá de las estrellas, antes de marchar dejaron en la tierra un objeto especialmente sagrado: el Gral o Grial.




Este objeto, la esmeralda de la Corona de Lucifer, tiene la virtud de permitir a los espíritus caídos mantener el vínculo con el mundo de los dioses.
Tras un cataclismo planetario, Hiperbórea desapareció y aquella eterna primavera ártica dio paso a un clima frío e inhabitable.




Los descendientes de los arios que quedaron sobre la superficie de este planeta hubieron de emigrar hacia regiones más al sur. Así, los arios emigrarían fundando la legendaria civilización del Gobi, en el Asia y migrando también hacia Escandinavia. Los innumerables restos de fauna congelada en las islas árticas hoy inhabitables, como la isla de Vrangelja (Vrangel), al norte de Siberia, en pleno Océano Ártico, así como los yacimientos de carbón de las islas árticas como Spitsberg (Noruega), son la demostración de que en otro tiempo aquellas tierras polares, hoy inhabitables, fueron lugares de naturaleza exuberante. De esta manera, la Patria original de los arios sería sepultada por los hielos polares.
En su libro “Nos. Libro de la resurección”, el escritor chileno Miguel Serrano, rebusca el origen de los arios, llegando a la conclusión de que el Génesis de la biblia judía es un relato atlante adulterado. De hecho, se hallaría más cerca de la realidad lo que Platón dice en su Critias y en el Timeo. Serrano recurre a la mitología griega para referirse al origen del “hombre” explicando que “al principio, un hombre surgió de la tierra. Se llamaba Evénor y desposó a Leucippe.
Tuvieron una hija, Clito.




De ella se “enamoró” Poseidón”.




Esto es, Poseidón, o una raza divina, vendría a cohabitar con las “hijas de los hombres” o las surgidas de la tierra, “enamorándose”, y cruzándose con ellas. De esta forma se engendraron los héroes semidivinos, no immortales ya.
“En verdad, los dioses griegos son los héroes y reyes (semi-divinos) de la Atlántida-Hiperbórea. Poseidón y Clito dan a luz las cinco parejas de gemelos de los diez reyes de la Atlántida. Los Dioscuros, Castor y Pollux (Polo) son una de estas parejas.
También lo sería Jasón. Por lo menos es un rey del Gral, como Heracles-Hércules”.
Aquí, Miguel Serrano indica que el gemelo en cada una de las 5 parejas de reyes gemelos de la Atlántida, en lugar de una entidad material es el “doble” divino de un mismo “semidivino”.
De esta manera, cada semidivino tendría en un mundo astral, paralelo, un doble divino. O también podríamos decir que cada semi-divino tiene dos naturalezas: una mortal y otra divina. Serrano llega a la conclusión de que “se desprende de todo esto que existen varias humanidades. La humanidad divina de los hiperbóreos, la semidivina de los héroes descendientes de los divinos mezclados y la de los animales-hombre, los sudra, los pasu, los esclavos de la Atlántida, tal vez los robots de la Atlántida que de algún modo sobrevivieron a su hundimiento.


Platón nos cuenta la destrucción de la Atlántida, debiendo referirse a una catástrofe acaecida con mucha posterioridad a la inmensa tragedia de la que sólo hay memoria en el registro akásico del universo. De aquella no se salvan más que los divinos hiperbóreos en sus vimanas o “discos volantes”, yendo a otros astros. (¿a Venus, la estrella matutina?). El eje de la tierra se desvía, nacen las estaciones, involuciona la Segunda Tierra. La Primera Tierra pasa a ser la Tierra Interior, "hueca”. Cuando los divinos retornan, tras edades (Lucifer es uno de sus jefes) encuentran todo cambiado. En la superficie hay seres extraños irreconocibles (Evénor, Leucippe, Clito?)”.
Cuenta la leyenda que los divinos mezclaron su sangre con los “hijos de la tierra”, transfiriéndoles “fuego de los dioses” (que Prometeo entregara a los hombres), esto es, su sangre divina, y Lucifer y sus huestes entran en la Tierra Hueca, donde edifican el Reino de Agartha. También los Edda se refieren al mismo asunto del “Libro de Enoc” y del “Mahabharata”, presentando a los Vanes y los Ases como extraterrestres. Son los ángeles del “Libro de Enoc” que enseñan a los hombres la ciencia, el arte y la civilización. Los escritos antiguos nos hablan de un conflicto bélico legendario entre parientes de la misma sangre, los Ases y los Vanes, o los Pandavas y los Koravas de la Guerra del Mahabharata. Los Ases provienen del monte Elbruz, en el Cáucaso, y son guiados por Odín-Wotan con su hacha mágica. Los Vanes se hallan al norte. Atlas o Irmín sería un Vanes. De la unión de Ases y Vanes vendrían los germanos que guardan en su sangre la memoria de los ancestros hiperbóreos. Eurípides se refería a Hiperbórea como el “País del Ámbar” (la región báltica y el sur de Escandinavia), región situada al norte, de donde provendrían los arios. Así mismo, según Miguel Serrano, los Tuathas de Dannan de la leyenda irlandesa, son los mismos que los germanos identifican como los Ases, esto es, los extraterrestres descendidos de los astros.
En el citado Libro de Enoc aparece el relato en el cual Lamec, padre de Noé afirma: “He tenido un hijo diferente a los demás; no es como los hombres, sino que parece un hijo de los ángeles del cielo”. Robert Charroux, por su parte, sostiene la posibilidad de que Noé fuera un hiperbóreo, ya que su padre lo describe con “la carne blanca como la nieve y roja como la flor de la rosa, y su cabellera blanca como la lana; sus ojos eran hermosos...”. Y efectivamente, ése es el aspecto de los antiguos hiperbóreos.
Hay que memorizar, nos informa de nuevo el autor galo, que los nórdicos sitúan la patria de los hiperbóreos y su capital, Thule, en el extremo septentrión donde, se cree, debieron aterrizar los primeros seres llegados de las estrellas. Estos hiperbóreos, según germanos, celtas y las antiguas tradiciones, proporcionaron la raza de los hombres superiores que se hundió con su continente cuando se produjo el cataclismo mundial o el “hundimiento de la Atlántida”.



Fuente:http://portaldeluzdorada.com.ar/cienciacosmica.html#hiperborea
http://aventurasextraordinarias.blogspot.com.ar/2008/08/lugar-misterioso-hiperborea.html
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://alma.foro.pro
Admin
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 01/12/2015

MensajeTema: Re: Hiperbórea. Es el origen de la humanidad?   Lun Dic 14, 2015 4:58 am

La Hiperbórea de Eibon



Sin restos arqueológicos fiables el principal argumento a favor de la creencia en la antigua cultura Hiperbórea es un documento conocido como Libro de Eibon.
El libro describe la vida de un hechicero hiperbóreo en su época clásica, así como diversos hechizos, conjuros e invocaciones.
este libro de más de 500 páginas donde habla sobre religión y hechicería propia de Hiperbórea; habla también de razas antiguas que poblaron la tierra mucho antes que los humanos, como el pueblo serpiente Abhoth, el gusano de hielo y otros, lo que le ha ganado el sobrenombre del libro más antiguo del mundo.
Cuando Hiperbórea fue destruida se dice que el manuscrito fue conservado durante milenios por un culto secreto, ha tenido al menos 5 traducciones, incluyendo la versión latina Liver Ivonis de Caius Phillippus (entre 800 y 900 a.C) que es la más famosa y antigua de que se tenga conocimiento.
De forma secundaria nos permite conocer diversos aspectos de la sociedad, cultura y tecnología hiperbóreas. Así en este texto se habla de dos ciudades principales Commorion y Uzuldaroum y de la raza de seres simiescos llamados voormis. Es posible que estos seres, aunque reducidos a una condición casi animal en los tiempos en que fue redactado el grimorio, poseyeran con anterioridad su propia cultura antecesora, y posiblemente antecedente, de la hiperbórea humana.



El texto hace continuas referencias a deidades conocidas por otras fuentes, como Tsathoggua (cuyo culto en vida de Eibon estaba prohibido) y otras desconocidas, como la diosa Yhoundeh, además de muchos otros seres y entidades míticas.
Existen diversas copias del libro de Eibon, completo o en partes, en diversos idiomas, incluso un par de copias muy fragmentarias en hiperbóreo, guardadas en diversos museos, bibliotecas y colecciones privadas. Una historia de más completa de la que puedo escribir aquí sobre la tradición y traducciones del libro de Eibon puede encontrarse en la informativa Enciclopedia de los Mitos de Cthulhu.



Con esta versión de hiperbórea se relaciona también un idioma, llamado comúnmente hiperbóreo o tsath-yo, un sistema pictográfico del que una muestra encabeza el artículo. Se conocen fragmentos del libro de Eibon en esta lengua y diversas inscripciones y textos en dicho idioma, aunque ninguno de los cuales ha podido datarse fehacientemente en este remoto pasado. También se supone que el conocido como Pentáculo Pnakótico fue utilizado por esta civilización, aunque su origen sería más antiguo.

http://aventurasextraordinarias.blogspot.com.ar/2008/08/lugar-misterioso-hiperborea.html
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://alma.foro.pro
Admin
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 01/12/2015

MensajeTema: Re: Hiperbórea. Es el origen de la humanidad?   Lun Dic 14, 2015 4:59 am

Hiperbórea y la Verdadera historia secreta del Mundo



Otro libro aún más polémico nos ofrece una narración detallada, aunque divergente, de la decadencia y destrucción de Hiperbórea, se trata de The True Secret History of The World escrito por la medium británica Amelia Dunn, presuntamente en estado de posesión, entre los años 1911-1913. Según esta obra, llena de contradicciones y oscuridades, la causa del enfriamiento del globo, y la destrucción de Hyperbórea, fue sobrenatural. Este habría sido un proceso iniciado cuando el supremo templo del continente, llamado en el texto Gorinium, fue profanado por la entidad Heca-Emem-Ra o Neb-Ogeroth, La Diosa Negra. Esta entidad también habría seducido y corrompido al último gran rey del continente, Thot. Dando inicio así a una época oscura, de decadencia y magia negra antes de la definitiva desaparición de esta civilización. En otros capítulos del libro Heca-Emem-Ra es identificada con la diosa griega Hécate.


Sea como sea la civilización hiperbórea desapareció dejando pocos restos materiales y escasa influencia en otras culturas. Es posible que algunos descendientes remotos de este pueblo sobrevivieran en Groenlandia al menos hasta el siglo XI, cuando entrarían en contacto con los esquimales y los vikingos. También es posible que un grupo muy pequeño de sacerdotes huyeran hacia el sur conservando parte de su antiguo conocimiento y dando inicio a diversas ordenes y hermandades secertas en diversos puntos del globo.


http://pasajeros.en.transito.over-blog.es/article-la-gran-tradicion-hiperborea-103294328.html
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://alma.foro.pro
Admin
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 01/12/2015

MensajeTema: Re: Hiperbórea. Es el origen de la humanidad?   Lun Dic 14, 2015 4:59 am

Hiperbórea y la teosofía


Hiperbórea aparece, también, en el esquema mitológico de la teosofía como el hogar de la Segunda Raza Raíz. Esta se trataría de una especie casi completamente espiritual, que representaría sólo el primer paso en el descenso hacia la materialidad desde el puro espíritu, que es el motor de la antropogénesis teosófica*. Esta Hiperbórea espiritual de los teósofos se sitúa en un pasado más lejano, en torno a los 25 millones de años. Por supuesto no se conservaría resto material alguno de esta "Hiperbórea espiritual" y toda la información sobre ella ha sido obtenida por medios místicos y es, por tanto, imposible de verificar.


* Para los teósofos una serie de razas raiz sucesivas habría poblado la tierra durante millones de años. Los primeros habitantes habrían sido seres perfectamente espirituales mientras que cada ciclo sucesivo habría significado una mayor materialidad. Nuestra propia raza raiz representaría el punto más bajo de espiritualidad y el principio de un nuevo ciclo ascendente. Este idea está tomada directamente de ciertas ideas cosmológicas hinduístas.
Para intentar solventar la aparente incongruencia se ha aventura la teoría de que la "Hiperbórea humana" fuera el resultado de un "despertar" de los antedichos seres espirituales, que de algún modo poseyeron o controlaron a los humanos recien llegados, de forma que una Hiperbórea no sería más que el reflejo, a través de las eones, de la otra.




Esto no deja de recordarme, y otros han apuntado en esa misma dirección, al comportamiento de los seres conocidos como Gran Raza o Gran Raza de Yith y su huída a través del tiempo, según cuentan los Manuscritos Pnakóticos.

La presencia de estos poderosos entes psíquicos, antiguos, poderosos e incomprensibles para los humanos normales, puede explicar algunos fenómenos misteriosos ocurridos a varias expediciones árticas, como los dramáticos relatos de las expediciones Cavendish de 1879 y 1921 (en lo que la mayoría han dado en interpretar como alucinaciones producidas por las penurias) , y también los testimonios de diversos místicos que aseguran estar en contacto con estos hiperbóreos espirituales por medio de sueños y visiones.

Las intenciones de estas entidades, de existir, son un misterio; de alguna manera parecen vinculadas a estas extremas latitudes, quizás sean incapaces de abandonarlas. Esto también nos recuerda a otro ser de los Mitos, el conocido como Ithaqua . Las historias también son contradictorias: mientras algunos hablan de ellos como seres amables que les ayudaron o rescataron en un momento de necesidad; otros cuentan historias terroríficas de crueldad y locura en las regiones árticas.


En muchas historias en torno a estas manifestaciones aparecen de forma central amuletos y reliquias de "espato de Islandia" una variedad de calcita transparente con peculiares propiedades ópticas de refracción y, si creemos las historias, capaces de canalizar o aislar la energía espiritual de estos seres.


http://pasajeros.en.transito.over-blog.es/article-la-gran-tradicion-hiperborea-103294328.html
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://alma.foro.pro
Admin
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 01/12/2015

MensajeTema: Re: Hiperbórea. Es el origen de la humanidad?   Lun Dic 14, 2015 4:59 am

Hiperbórea en las Crónicas Nemedias


Una tercera Hiperbórea que habría existido, si hemos de creer a las muy discutidas Crónicas Nemedias, en lo que actualmente es la costa de Finlandia no parece tener conexión con ninguna de las anteriores, más allá de lo superficial. En dicho documento se describe una sociedad dominada por la brujería y donde la esclavitud es un motor económico fundamental. Se trataría de un reino bárbaro y primitivo. Para esta tercera Hiperbórea se suelen manejar fechas de entre el 14 000 y el 9 000 a.c.



http://pasajeros.en.transito.over-blog.es/article-la-gran-tradicion-hiperborea-103294328.html
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://alma.foro.pro
Admin
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 01/12/2015

MensajeTema: Re: Hiperbórea. Es el origen de la humanidad?   Lun Dic 14, 2015 5:00 am

Hiperbórea y los nazis

Los grupos que se han dado en denominar ariosofistas, que combinan las ideas teosóficas con un ideario racista anglogermánico, han crecido mucho en las últimas décadas, especialmente en Alemania y sienten un gran interés por esta leyenda de la mítica tierra septentrional. Para los segudires germanos de Blavatsky el tema racial constituía el elemento fundamental y las "raza aria" se convirtió en depositaria de las herencias espirituales de Hiperbórea, Mu y la Atlántida.

En este esquema Hiperbórea sería la fuente primera de la civilización aria superior de donde luego se habría dispersado al centro secundario de la Atlántida, a veces llamada Thule y situada en el Mar del Norte. En este ambiente nació la Sociedad Thule cuya influencia en el pensamiento mágico de los nazis no se puede ignorar, como tampoco su interés, y los medios, en corroborar la realidad de estas leyendas.
Publicado por Jose Ramon Vidal en 02:14



http://pasajeros.en.transito.over-blog.es/article-la-gran-tradicion-hiperborea-103294328.html
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://alma.foro.pro
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Hiperbórea. Es el origen de la humanidad?   

Volver arriba Ir abajo
 
Hiperbórea. Es el origen de la humanidad?
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
Alma :: Especie Humana-
Publicar nuevo tema   Responder al temaCambiar a: