Alma


Cultura general
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Publicar nuevo tema   Responder al temaComparte | 
 

 El individualismo. Kierkegaard

Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 01/12/2015

MensajeTema: El individualismo. Kierkegaard    Mar Dic 15, 2015 12:08 am

Individualidad
Kierkegaard

La individualidad no es una categoría objetiva o abstracta, sino una categoría sujetiva e íntima que sólo puede predicarse del ser humano en tanto que humano. Únicamente el hombre puede llegar a ser individuo (Enkelte), puede alcanzar la excelsa dignidad del individuo. Esta categoría, para Kierkegaard, se ciñe exclusivamente a la condición humana y afecta de un modo determinante a la persona. El individuo resulta ser el horizonte de realización humana, la plenitud de la existencia humana, el fruto de una largo itinerario de construcción personal. Según Kierkegaard, aprender a vivir con esta categoría es un arte, un arte que pocos alcanzan a lo largo de sus vidas. Llegar a ser un individuo, a ser un Yo es, según el filósofo danés, la empresa difícil y apasionante que un ser humano puede llevar a cabo con su propia vida.
Kierekgaard contrapone la categoría de la individualidad a la de masa. Según su punto de vista, el ser humano puede sucumbir fácilmente a la masa, a la reiteración de lo mismo, puede padecer fácilmente un proceso de homogeneización. Cuando esto ocurre, se vulneran gravemente sus posibilidades, sus potencialidades naturales. En tanto que miembro de la especie humana, el ser humano participa de unas características comunes con los otros miembros de su misma especie, pero en tanto que ser libre y abierto a la trascendencia, el ser humano está llamado a ser una individualidad única e irrepetible, una existencia distinta y singular en el conjunto de la realidad. Para alcanzar este horizonte, se requiere un arduo trabajo de purificación y de recogimiento.
La categoría de la individualidad se relaciona directamente con la noción de espíritu. “El individuo -afirma Kierkegaard- es la definición espiritual del ser humano. La masa, lo numérico, lo estadístico es la definición animal del ser humano”
. La categoría a que estamos aludiendo es, pues, una determinación del espíritu (Aands-Bestemmelse). Lo que hace radicalmente distinto a un ser humano de otro no es, precisamente, su materialidad, sino lo invisible que hay en él, es decir, su espíritu. En la medida en que el sujeto desarrolle su espíritu de un modo personal y coherente, estará alcanzando la categoría de la individualidad. No somos individuos por el hecho de ser distintos en el plano fenoménico, sino por el hecho de determinar nuestro espíritu hacia horizontes distintos.
Kierkegaard reivindica, de este modo, el individuo frente a la masa.
Desde su particular punto de vista, lo único verdadero es el singular; mientras que la multitud es la mentira. Sólo el ser humano puede llegar a descubrir la categoría de la individualidad y sólo mediante ella puede separarse de la multitud y permanecer uno, autónomo y libre. La categoría de la individualidad es, por otro lado, la condición de posibilidad de la auténtica libertad, de esa libertad que emerge del yo y no de la masa amorfa. “Los hombres –afirma el pensador danés- saben bien que cada uno está obligado a ser individuo, pero esto es muy arduo y significa renunciar al mundo... El individuo es la determinación del espíritu, la colectividad es una determinación animal que hace la vida más fácil”
. Y en otro lugar lo expresa todavía de un modo más contundente: “Nadie quiere ser individual, todo el mundo trata de librarse de este tremendo esfuerzo. Pero esta no es la única razón por la cual la gente elude ser individuo. Se tiene miedo de la gente, miedo de la oposición de la comunidad que le rodea... Lo numérico nos tranquiliza”.
El espíritu es el fundamento de la individualidad, es decir, la condición de posibilidad del desarrollo único del ser humano. El hombre que cultiva soberanamente su yo y preserva su singularidad de la barbarie de la masa y del proceso de homogeneización va camino de ser un individuo. Esta ruptura respecto de la masa no debe interpretarse en términos de egocentrismo o de individualismo, sino todo lo contrario. Sólo el hombre que ha ejercitado esta posibilidad, está capacitado para dialogar con su propio yo y para vivir una relación de auténtica humanidad con el otro. Dicho de otro modo, la fraternidad sólo es posible más allá de la masa y de la multitud. Sólo el Enkelte puede tratar al otro como frater, porque sólo él ve en el otro un ser único y singular y no una mera copia de una especie.
Por ese motivo, afirma Kierkegaard que “ser individuo es, en cierto sentido, la más eminente definición del ser humano, la definición que otorga la distinción más elevada a la persona. Ser individuo significa ser sacrificado”
. En definitiva, la individualidad es la categoría humana parexcellence, la categoría más decisiva y definitoria de la existencia humana.
A través de ella, el ser humano se eleva por encima de todo el reino animal.
En un contexto cultural como el nuestro, sumergido en un grave proceso de globalización, debemos recuperar, con urgencia, la categoría de la individualidad. La Muerte del Hombre a que aludía M. Foucault siguiendo a Nietzsche, tiene mucho que ver con el descrédito y el abandono de la categoría de la individualidad y la irrupción del hombre-masa. No estamos al final de la historia, ni tampoco estamos frente al úlitmo hombre de Zaratustra, sino frente a un hombre que trata de resistir al impacto de la homogeneización y que procura ser él mismo y afirmarse libremente en el mundo.
Debemos tener en cuenta que cada ser humano está llamado a ser único y distinto, que cada cual está llamado a hacer con su vida una obra de arte original y que en este esfuerzo nos jugamos el sentido y la razón de ser de la condición humana y la misma defensa de un valor tan noble como la libertad. Frente a la irrupción del pensamiento único y de la globalización, se impone la tarea de pensar la individualidad y, en esta tarea, el pensamiento del inigualable Kierkegaard puede resultar especialmente sugerente.
Francesc Torralba Roselló
Universidad Ramon Llull. Barcelona
Publicado en “El Garabato” No, 12. México, octubre de 2000
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://alma.foro.pro
Admin
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 157
Fecha de inscripción : 01/12/2015

MensajeTema: Re: El individualismo. Kierkegaard    Mar Dic 15, 2015 12:09 am

El individualismo puede tener más de una arista como resultado de lo que podría generar.
Por ejemplo podría caer en la separación y por ende en toda la implicación que deriva de la fragmentación por oposición entre un sujeto y otro, conllevando con esto las diferencias necesarias que justificarían la discriminación, el racismo etc.
Por otro lado la idea pareciera, expresar en Kierkegard, el individualismo como separación de una masa creada por el conductismo y el control.
Creo que faltaría, a modo complementario, para una mejor interpretación, se pudiera expresar el modo para poder llegar a la idea de individualismo sin que se abra la brecha a lo anteriormente dicho ( discriminación, alteridad).
Viviendo en una sociedad de control, en una religión basada en el temor y en valores como método de seguridad defensiva, podemos observar que el camino que se propone como rescatar la individualidad apunta más que nada a una retrospección analítica de estos puntos que nos contienen como masa.
La masa, podría decirse que, se mueve en base a un sistema social, una religión y valores.
Si analizáramos si estos son beneficiosos o no, encontraríamos que ese camino reflexivo podría ser el propuesto por Kierkegard y así podríamos poner una especie de amparo al desborde para el lado fragmentista que puede generar la idea de individualismo.
Bueno no sé, me parece.
Muy buen tema trajiste. Gracias.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://alma.foro.pro
 
El individualismo. Kierkegaard
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
Alma :: Especie Humana-
Publicar nuevo tema   Responder al temaCambiar a: